martes, 13 de diciembre de 2011

RESILIENCIA: PODER DE SUPERACIÓN




Una de cada dos personas sufrirá un trauma a lo largo de su vida, que puede ser la muerte de un ser querido, una enfermedad grave, vivir una guerra, sufrir un maltrato físico o psíquico… Situaciones que dejan huella en la vida de quienes lo sufren y que pueden afectar a su bienestar emocional. ¿Qué es lo que nos diferencia para que unas personas se recuperen del trauma vivido de las que no? Las personas que superan un trauma con más facilidad se caracterizan por rechazar su papel de victimas pasivas, tienen sentido de humor, creatividad y una gran pasión por la vida, que transforma  el sufrimiento vivido en ganas de vivir.
Esta aptitud que tenemos las personas se denomina en psicología resiliencia, que es la capacidad para salir adelante, para sobreponernos a períodos de dolor emocional y trauma, de evolucionar pese a la adversidad, y de salir fortalecido, y con una fuerte sensación de control sobre los acontecimientos. En definitiva, renacer como el Ave Fénix. Todos conocemos casos de niños/as, adolescente o familias que han sufrido grandes “shocks” y que los han superado incluso desarrollándose a un nivel superior, como si hubieran descubierto habilidades latentes e insospechadas.

Las personas que son más resilientes, tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones estresantes a las que se pueden ver expuestas, superan mejor los traumas y aceptan mejor los cambios, interpretando las situaciones dolorosas o estresantes como parte de la existencia. Es un ajuste saludable a la adversidad. En cambio hay personas que acaban con depresión o enfermedades somáticas. Pero esto no quiere decir que unas personas sean resilientes y otras no, todos somos dueños en mayor o menor grado de una capacidad de resiliencia, es una habilidad, un instrumento al que todos podemos acceder y que podemos trabajar para mejorarlo. Tú, como cualquier persona, posees esta capacidad y la fortaleza necesaria para sobreponerte a las desavenencias y salir adelante con más fuerza.

Y recuerda… Cualquier adversidad lleva la semilla de una ventaja por lo menos equivalente.

1 comentario:

  1. Interesante.

    Por lo tanto, esta crisis, es una plantación de semillas...

    Un saludo

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total